martes, 16 de septiembre de 2014

@martuniki Una Grande de España


Eran cerdos cuando eran yugoslavos y siguen siendo cerdos ahora que son serbios
 
@martuniki

Insultar desde las redes sociales se ha convertido en el deporte nacional del conjunto de imbéciles que pueblan el mundo virtual. Esa fuerza con la que golpean las teclas para imprimir el texto en sus pantallas es tan enorme como la cobardía que albergan sus desestructuradas mentes que, se desarrollan dentro de una negra forma de vida basada en el engaño y la estafa. 

El agresor verbal tipo o al menos de los que puedo hablar con conocimiento de causa, reúne características propias de un perfil psicopático. Atrevimiento, falta de empatía y un marcado comportamiento antisocial son las tres líneas que alejan al este tipo de enajenado mental, de un comportamiento marcado por la normalidad. 

Imbéciles, putas, puteros e infieles por naturaleza y en definitiva gentuza de todo tipo hay en todos los sitios, pero cuando esta clase social de individuos, da a conocer toda su vida y nos muestra cada rincón de su intimidad y la de sus supuestos seres queridos, podemos decir que, además estamos ante un trastornado ente que puede llegar a dar miedo. Un enfermo mental.

Marta Garrote Cerrato es una militante socialista que no representa a nadie pero se pasea enarbolando unos colores que son forma de vida para mucha gente. Lo realmente trascendente del tema es que esta energúmena carente de cualquier tipo de cultura, lo que no sería grave si no fuera acompañada de una nula educación, se ríe de cualquier muerte, el término “hijos de puta” es una religión para ella, mezcla la masturbación en comentarios políticos y de sus publicaciones se deduce que no tiene ningún respeto ni por el partido que dice representar.

Tengo que confesar que no pasa un día sin que repase toda la información con la que nos hace a veces reír y otras llorar. He de reconocer que esta tal @martuniki, pues es así como se hace llamar, modifica mi estado de ánimo hasta el punto de querer escribir sobre ella con el único fin de que siga siendo famosa.
Únicamente voy a destacar el comentario sobre los Serbios con el que me sorprendió hace poco cuando supongo ociosa, estaba disfrutando del partido de baloncesto que hace pocas fechas enfrentó a las selecciones de España y Serbia.

Decir esto en relación a un enfrentamiento deportivo es hasta tal punto brutal que solamente se asemejaría a decir que todas las mujeres que se llaman Marta, son putas, lo que es evidentemente falso.
Según la más ridícula persona que puebla la red, los serbios, croatas, montenegrinos, bosnios, eslovenos y una larga lista de pueblos de distintas religiones y formas de vida son unos Cerdos. ¿Todos? ¿Solamente los que juegan al baloncesto? ¿Qué dice la historia?

Así y sin pensar mucho me vienen a la cabeza personajes de la talla de Nikola Tesla o algún premio nobel de literatura como Ivo Andric. Por supuesto que ninguno de los dos debe de ser de la misma talla que @martuniki y será por eso por lo que esta señora más gorda que flaca y mucho más fea que guapa es capaz de decidir que los Yugoslavos son unos cerdos. ¿Es Martu Garrote Cerrato una puta? Yo no me atrevería a asegurarlo porque desconozco si sus relaciones extramatrimoniales existen y de ser así, si se estarían produciendo por amor.

Pero dejando a un lado el tema eslavo, quiero mandar un mensaje a la cúpula socialista que puebla los despachos de Ferraz. Los inteligentes comentarios que @martuniki extiende a través de los medios, no son importantes pues la intranscendencia de este personaje de medio pelo es manifiesta. Lo que hay que tener en cuenta es la dignidad como forma de unión de todos los que pensamos que la convivencia entre seres humanos puede mejorar.

Es significativo el comentario sobre las ayudas escolares al síndrome de down que desde el entorno de la derecha gallega se han excluido en la forma que estaban llegando.  

Hijos de Puta. El Gobierno de Galicia desPPrecia a los niños con síndrome de Down

@martuniki

El insulto es la herramienta más efectiva de la que disponemos para hacer que un partido desaparezca del mapa político de un país.  

Para ganar unas elecciones no es necesario desprestigiar. Simplemente hay que convencer al electorado de que existe mejor opción que la que actualmente gobierna y esto se realiza consiguiendo la confianza suficiente para que seamos escuchados.

Es importante saber que las carencias de quien representa nuestro voto, son la prueba de lo que queremos ser y a donde pretendemos llegar. Nos estamos equivocando al mantener viva la imagen y la opinión de imberbes mentes a las que desde aquí las recomendaría menos gimnasio y más follar, ya que al menos así sentirían un poquito de eso que los humanos necesitamos y llamamos, placer. 

@martuniki ¡ Ojalá nunca nos abandones !

Imaginación. ¿Controlas Tu Vida?

Deambulamos esperando el último suspiro de una vida en la que, la gran mayoría pretende estar muchos años. Nacemos y empezamos a recorrer un camino en el que día tras días nos preparamos para ese momento final. Somos poco conscientes de que todo está basado en el tiempo y solo de él dependemos.
Aristóteles pretendió hacer creer que la felicidad solo se alcanzaba desde la racionalidad del pensamiento para medir las consecuencias de nuestros actos. Así, la elección entre lo bueno y lo malo para salvar nuestra conciencia, sería el camino para alcanzar el mejor estado mental.
La vida avanza y cuando más pensamos que hemos evolucionado en la comprensión del entorno que nos rodea, descubrimos novedades que nos obligan a preguntarnos muchas cosas. Nos partimos el alma durante décadas y después de todo, ni somos los mejores ni tan listos como pensábamos, porque siempre llega alguien que te desarbola, te encoje y te hace poner los pies en la tierra.
¿Imaginación? He llegado a la conclusión de que nuestros miedos y la mayoría de los problemas que nos generamos son producto de la imaginación. No me refiero a lo tangible, pues todo lo que se puede tocar y tenga o no solución se puede articular para dejarlo lo más ordenado posible.
Los verdaderos problemas están en nuestra imaginación y forman parte de nuestras creencias.
Cada persona ocupa un hueco y normalmente todos partimos de uno equivocado. Nuestra inexperiencia para tomar decisiones nos convierten en infelices y es posteriormente cuando solo disponemos de una transición que nos devuelva sobre nuestros pasos para que una nueva oportunidad repercuta en nosotros mismos.
El problema viene dado cuando no puedes cambiar los hechos ni olvidar los recuerdos. El verdadero dolor surge cuando los errores del pasado forman parte de nosotros hasta un punto en el que nos tendríamos que convertir en algo más que héroes para cambiar su repercusión en el presente.
Imaginamos un pasado diferente y a la vez no podemos cambiarle. En definitiva nos quedan muchas noches de no dormir. Nos quedan tantas como días quedan hasta que llegue el último suspiro.

domingo, 7 de septiembre de 2014

Ensayo de Maldad

Creo que la mayor carencia que posee el ser humano es la de no saber discernir entre lo bueno y lo malo. 

Estamos rodeados de personas y nos entremezclamos con ellas en un barullo de relaciones que en su conjunto, podríamos decir que marca la forma de vida que cada uno llevamos.

Hay buenas  y malas personas, pero separarlas es tarea difícil. Todo depende del momento en el que nos encontremos y como vivamos ese presente o como de presente tengamos nuestros recuerdos.

Sería lógico pensar que convertimos a alguien en buena persona por el hecho de simplemente quererle. Y realmente la cercanía que tengamos con cualquiera, no implica que ese ente en cuestión sea mejor o peor. Simplemente lo valoramos en el trato con nosotros o incluso por nuestro deseo de que las cosas sean como queremos que sean.

Cualquiera de nosotros tiene parte de bondad, pero lo cierto es que somos peores que mejores en cuanto a la empatía con los demás se refiere. El egoísmo es bandera del ser humano, solo superado y de largo por eso que llamamos envidia y que es la mejor y más grande virtud que tenemos.

Todos somos felices con el mal ajeno. Tenemos más enemigos que amigos e incluso deseamos la muerte del prójimo más de lo estrictamente necesario.

Y es curioso, como manipulamos nuestra propia mente mente para obviar nuestros sentimiento o actos, esos que nos hacen ser culpables, con el único fin de eximirnos de esa responsabilidad. 

Las suegras, los cuñados y  toda esa parte de la familia que denominamos política son malos. Los jefes son malos. Los compañeros nos quieren siempre pisar y los niños de los demás siempre son más feos que los propios. Con un “descanse en paz” zanjamos cualquier muerte y si es de cuerpo presente nos ponemos delante. Y así ejemplo tras ejemplo para argumentar que solo quiero que me quiera quien yo decido, porque esa será la única y mejor persona del mundo para mí y con ella me querré morir. 

viernes, 5 de septiembre de 2014

La Tasca Invisible

Tengo un amigo con que siempre dice sobre los primeros días de septiembre, que están hechos para seguir de vacaciones. Comenta que los históricos de su empresa siempre han sido negativos en estas fechas. Hasta mediados de septiembre andará por Santander. 
Por mi parte, no sería capaz de destacar este mes sobre el anterior o noviembre sobre mayo. Soy más de la creencia que las cosas se consiguen en función del esfuerzo que pongamos en ello y sobre todo tratando de no dejar mucho al azar.
Pero dejando el tema empresarial al margen, sobre lo que comentaba anteriormente mi amigo, pienso que cuando hablamos de lo personal, si habría que tener en cuenta el detalle de que todos los meses son malos.
Las alegrías de la vida son pocas y aunque cada día nos empeñemos en decir lo bello que es vivir y nos agarremos a los maravillosos y manidos tópicos sobre lo grandioso de la existencia y demás, me gustaría plantear una pregunta a quien esté leyendo esta imbecilidad.
¿Cuánto tiempo al día hacemos lo que nos gusta?
Pongamos un ejemplo. A mí me gusta el sexo y jugar al tenis. Quiero pensar que la mayoría de las personas en su sano juicio serían capaz de cambiar el segundo de mis gustos por otro tipo de deporte, ir al bingo o montar en globo, pero ya que como ejemplo es totalmente verosímil, ahora toca calcular el tiempo que en este último mes, año o lustro, he realizado esas actividades en comparación con los otros menesteres de la vida que engloban, reuniones de trabajo, conducir de aquí para allá, limpiar la casa, lavadoras, plancha y demás.
El resultado de la comparativa es desalentador. Añadiendo que cada vez me es más imposible dormir un mínimo de horas que me garantice una mínima estabilidad emocional, en este momento de mi existencia, me pregunto si realmente vivir es bello o es una simple condena a la que el destino nos expone cada día.
Pues yo me voy a hacer alcohólico. Esa frase no la entiende casi nadie, pero en verdad es una alternativa y soy capaz de razonarlo. Tengo un grupo en el whatsapp que formamos cinco personas y en el que nos dedicamos a decir tonterías y a quedar para beber tercios de Estrella Galicia en un club deportivo de Torrejón de Ardoz. Esto lo hacemos, siempre después de jugar al tenis cuando no estamos lesionados que en mi caso es siempre. Resulta que cuando llevamos ocho o nueve tercios cada uno, yo planteo que me voy a hacer alcohólico a conciencia y todos me miran extrañados añadiendo algún comentario tipo, ¿estás gilipollas Juanan?
¿Está suficientemente razonado?
Por cierto. Se admiten compañeros de viaje.

La Última Estafa de Tomás Gómez Franco

El socialismo madrileño que representa Tomás Gómez, está atravesando los últimos días de vida y la militancia socialista se dispone a celebrar el ocaso de este profesional del engaño.
El que dejara huella de su paso en Parla, sabe que no es querido y que con el paso del tiempo solamente le queda el apoyo de cuatro amiguetes cercanos que a cambio de puestos y tras traiciones a otros compañeros, se agarran a una pequeña posibilidad que les aporte algún sueldo a fin de mes.
La ilusión por hacer un mundo mejor como forma utópica de la empatía humana, se ha ido desvaneciendo día a día entre muchos de los socialistas madrileños, coincidiendo con la llegada de Tomás Gómez Franco y sus colegas, cuando consiguieron engañarnos a los que en ese momento éramos militantes activos y que sin la experiencia necesaria creímos en un cualquiera, quizás por lo desconocido de su personalidad a nivel regional entre otras cosas. Eran otros tiempos.
Hoy las cosas han cambiado y este absurdo clon que se mueve fuera de lo mediático con el fin de seguir siendo un desconocido para las masas, se ha desenmascarado y una vez más, da muestras de su falsa apariencia con un otra vez, “donde dije digo, digo Diego” y de esta manera:
IMPONE PRIMARIAS CERRADAS POR SER ESTA LA ÚNICA OPORTUNIDAD QUE TIENE DE BLINDAR SU CANDIDATURA.
Llego a sentir vergüenza ajena y aunque ya hace mucho tiempo que me alejé de del infame mundo que representa Gómez en Madrid, he de reconocer que todavía me asquea leer los titulares de los periódicos donde el mayor sicario político de todos los tiempos, sigue siendo protagonista de su propio egoísmo y nunca por su trabajo, el de ayudar a sus conciudadanos.
La militancia socialista es grandiosa en su mayoría y he de reconocer que siento pena cuando pienso en la cantidad de compañeros que se dejan la piel en ayudar a los demás sin esperar nada a cambio e incluso siendo engañados, difamados y pisoteados por ese personaje nacido fuera de nuestras fronteras, que vive fuera de la región que representa y sobre el que algunos seguiremos trabajando en común hasta que desaparezca totalmente de la política.
Creo que le debo algo a la militancia socialista y se lo voy a devolver. Con un poco de suerte y en el mismo proceso tenemos la convicción de que la desaparición de Tomás Gómez Franco, arrastrará a unos cuantos con él y será entonces cuando resucitará el socialismo en Madrid.
Mi mano está tendida.

martes, 2 de septiembre de 2014

Mi Sombra. El Nexo con la Muerte.

Se alimenta a través de mis actos rellenando perfectos bordes que la acompañan en la mañana y enriqueciéndose, se ensancha hasta el momento en que muere junto a mí alma en un solemne momento que acompaña cada uno de mis días.
Ave Fénix que tras cada ocaso renace para soportar nuevos gestos que me preparan para terminar conmigo mismo. Prudente como obsoleta transparencia que anula mi luz hasta convertirse en un amarillento sueño fúnebre que cada noche llora a mi lado.
Gigante y alargado espejo del alma que en momentos se introduce en mi interior para compartirme en graciosas idas y venidas. Entrelazada, avispada, estática en sus brincos y veloz en sus paradas. Así es ella.
Superpuesto ente sin valor que se añade a mi cuerpo y dibuja la ilusión más veloz de lo que yo mismo la percibo. Estéril, eterna de simpática mirada, corre, vuela, sueña.
Comerciante de mil noches de vigilias desesperadas, inverosímil timbre de voz silencioso. Asumo el miedo que me produce tu compañía para que no me abandones. Me devolviste la vida impregnada en tu olor, protegiendo mi alma de un viaje sin retorno para el que ya me había preparado.
No dejaste otro Peter Schlemihl y me recuperaste para continuar el juego. Renegué de ti, te reté y como perdedor obtuve la mejor dádiva que ningún hombre pudo jamás desear. No volveré a defraudarte.
Hoy conozco tu valor.
Gracias por estas lágrimas. Las de ahora mismo.

Real Madrid 2 - Carolina Marín 4

Cuando las políticas comerciales invaden los terrenos de juego, el deporte deja de ser pasión para convertirse en una máquina de hacer dinero.
Pasear hace años por ciudades como Barranquilla, era encontrarse con chavales que tenían admiración por un grupo de futbolistas que hicieron posible la época de oro para el futbol colombiano.
Higuita, Fredy Rincón, Asprilla y el propio Valderrama, formaban parte del grupo más profesional y con mejor preparación que ese maravilloso país pudo tener en su historia. La mayoría de estos jugadores militaban en equipos europeos y habían venido al viejo continente por sus cualidades físicas y por su técnica. Prácticamente, ninguno de aquellos enanos llevaba camisetas con sus nombres.
Un nombre puede ser una garantía comercial, pero nunca debería de ser una apuesta deportiva.
El Real Madrid se vistió de rosa y salió con la intención de ridiculizarse a sí mismo en lo que se podría interpretar como un espectáculo circense dentro de un decorado preparado para ello.
¿Cuántas camisetas valen la ilusión una de las mejores aficiones de la historia del futbol?
El Real Madrid no tiene un buen equipo y ayer en Anoeta lo demostró ante unos profesionales con un presupuesto diez veces más pequeño.
El afán por crecer en el negocio textil de Florentino Pérez ha conseguido que estemos ante los más inservibles futbolistas de la historia que con rimbombantes nombres se han convertido a su vez en los mejores comerciales del mundo.
El Real Madrid debería de vestir de un blanco inmaculado, como inmaculada debería de quedar su imagen para con sus seguidores y tendría que evitar aun perdiendo, hacer el ridículo más espantoso que ningún deportista pueda imaginar.
El partido de ayer parecía un día de campaña electoral en el cual los chicos de Rosa Díez  correteaban de esquina a esquina buscando algún referente con el que centrarse. En fin.
Para cojones los de Carolina Marín, onubense que sin presupuesto alguno y con el deporte por bandera nos ha hecho campeones del mundo de bádminton.
Sergio Ramos, Casillas y muchos como ellos, deberían dedicarse a pintar la mona menos y a correr más, aunque lo mejor a estas alturas sería que se quedaran en su casa, pues ya han estafado bastante a esta afición.